El Super Alimento

12 Beneficios del jugo de Tomate

Los beneficios del jugo de tomate se derivan del rico contenido de vitaminas, minerales y fitonutrientes del tomate. De estos, el licopeno en particular merece una atención especial. Un poderoso antioxidante, se ha encontrado que promueve la buena salud general solo te mencionaremos 12 Beneficios del jugo de Tomate.

También se ha relacionado con la prevención de una serie de enfermedades, incluido el cáncer.
Inusualmente, el procesamiento de los tomates aumenta la concentración de licopeno biodisponible (hasta cuatro veces), lo que significa que el zumo de tomate es una fuente dietética de licopeno mucho mejor que los tomates frescos.

Por lo tanto, aquí hay 12 Beneficios del jugo de Tomate

1. Apoya la prevención del cáncer

Se ha comprobado que el licopeno y otros carotenoides presentes en el jugo de tomate reducen el riesgo de diversos tipos de cáncer.

2. Ayudas a la digestión

El consumo diario de jugo de tomate mantiene el hígado sano, lo que ayuda a la digestión, estimula la regularidad de la evacuación intestinal y evita el estreñimiento.

Leer  10 Beneficios del Tomate Rojo o Jitomate

3. Protege contra las enfermedades cardíacas

Las investigaciones han vinculado el alto consumo de licopeno con una reducción del 30% en la incidencia de enfermedades coronarias y cardiovasculares.

4. Bueno para su piel

Los estudios han demostrado que el consumo diario de jugo de tomate puede conducir a una reducción del acné y a la prevención del daño de las células de la piel.

5. Bueno para sus huesos

La vitamina K, que se encuentra en el rico suministro de los tomates, es de gran importancia para la salud de los huesos. La síntesis de la osteocalcina, que se cree que juega un papel importante en la formación de los huesos, es dependiente de la vitamina K.

6. Desintoxica el cuerpo

El zumo de tomate hace maravillas para eliminar estas toxinas nocivas del cuerpo. Su contenido de cloro y azufre también ayuda al hígado y los riñones a realizar mejor su función de desintoxicación.

7. Reduce el colesterol

La fibra que se encuentra en el jugo de tomate ayuda a descomponer el colesterol LDL (colesterol malo) y se ha comprobado que la niacina tiene un impacto beneficioso en los niveles altos de colesterol.

8. Salud de los ojos

Debido a que los tomates están cargados con los fitonutrientes beta caroteno, luteína y zeaxantina, pueden ayudar a mantener los ojos sanos y protegerlos de la degeneración.

9. Ayuda a prevenir la coagulación de la sangre

Se ha demostrado que el rico suministro de fitonutrientes que se encuentra en los tomates ayuda a prevenir la aglutinación anormal de las células plaquetarias, lo cual es beneficioso para quienes tienen o corren el riesgo de tener problemas cardíacos.

Leer  10 Beneficios del Tomate Rojo o Jitomate

10. Previene el derrame cerebral

Investigaciones recientes han descubierto que las dietas ricas en tomates pueden ayudar a prevenir el derrame cerebral, de nuevo gracias al licopeno.

11. Efecto antiinflamatorio

La inflamación crónica y las anomalías de la inflamación se han relacionado con toda una serie de condiciones de salud desagradables.

12. Recuperación del entrenamiento

Los tomates proporcionan el equilibrio perfecto de sustancias químicas para ayudar a su cuerpo a recuperarse del ejercicio agotador.

 

Como preparar Jugo de Tomate

Cuando tengas muchos tomates frescos a mano, conviértelos en jugo de tomate casero que pueda ser congelado o enlatado. Es una forma perfecta de preservar los tomates cuando están en temporada, ya sea porque los encuentras a un precio razonable o porque tu jardín rindió más de lo que puedes usar de inmediato. Con los frascos de jugo de tomate listos, estará todo listo cuando llegue la temporada de la sopa. También puede descongelarse para un vaso frío de jugo de tomate.

El jugo básico necesita cualquier tomate maduro que puedas encontrar y sal y pimienta para mejorar el sabor. También puedes añadir más condimentos para que se adapten a tu gusto.

Ingredientes
4 kl de tomates (lavados, cortados en cuartos, sin el corazón)
Sal (a gusto)
Pimienta negra (a gusto)
Opcional: 6 1/2 cucharadas de jugo de limón
Opcional: Páprika
Opcional: Polvo de cebolla
Opcional: Sal de apio
Opcional: Cayena
Opcional: Polvo de chile
Opcional: Salsa picante

En una cacerola grande, coloque los tomates cortados en cuartos y cocine a fuego lento durante 30 minutos, o hasta que estén tiernos.

Utiliza Procesador de alimentos o licuadora: Coloca los tomates en cuartos en un procesador de alimentos o licuadora y procesa. Pasa la mezcla por un colador para quitar la piel y las semillas. Cocina el jugo con sal, pimienta y especias escogidas hasta que hierva.

Leer  10 Beneficios del Tomate Rojo o Jitomate

Devuelva el jugo resultante a una cacerola y encienda el fuego.

Añade sal y pimienta a gusto, y los condimentos que quieras. Comience con pequeñas cantidades (alrededor de 1/4 de cucharadita) y revise nuevamente una vez que el jugo esté listo, haciendo los ajustes que desee.

Ponga el jugo a hervir para unir los sabores. Si añadió algún condimento adicional, no cocine demasiado el jugo ya que las especias no pueden soportar demasiado calor.

Después de hervir durante 5 minutos, apague el fuego y deje que el jugo descanse en la olla.

Deje en el refrigerador para su uso inmediato.

.