El Super Alimento

¿Puedo Comer muchos tomates?

¿Puedo Comer muchos tomates? , ¿sabe que podría dañar su equilibrio físico?

Por eso no debes comer demasiados tomates.

Los tomates rojos son una rica fuente de nutrientes que incluyen fibra, licopeno, vitaminas A, C y K, luteína, zeaxantina y minerales como el potasio , pero a pesar de sus múltiples efectos beneficiosos, sigue siendo importante y esencial no consumir demasiados.

 

¿Puedo Comer muchos tomates?

puede causar molestares y problemas a la salud.

Veamos algunos de ellos por ejemplo:

Acidez de estómago:

Los tomates son ácidos y consumir demasiados de ellos puede provocar acidez de estómago o empeorar los síntomas de la ERGE. (reflujos)

 

Reacciones alérgicas :

Comer tomates también puede provocar reacciones alérgicas, con síntomas que incluyen sarpullido, urticaria, estornudos, tos, picazón de garganta, eccema e incluso hinchazón facial y oral.

Problemas renales :

Suelen afectar a personas que ya tienen una enfermedad renal avanzada (debido al alto contenido de potasio, oxalatos y agua).

Síndrome del intestino irritable (SII) :

Las cáscaras y semillas de los tomates tienen un efecto irritante que puede afectar el revestimiento del intestino, promoviendo el desarrollo del síndrome del intestino irritable.
Las personas que padecen intolerancia o alergia al tomate también pueden sufrir diarreas y problemas respiratorios.

Problemas urinarios :

Los tomates y otros alimentos ácidos pueden causar irritación de la vejiga, lo que puede provocar problemas urinarios como incontinencia y cistitis.

Leer  Comer Tomates Rojos para la Próstata

Migrañas :

Algunos expertos dicen que evitar los tomates puede llevar a una reducción del 40% en los dolores de cabeza.

Problemas gastrointestinales :

los tomates pueden estimular una mayor producción de ácido estomacal y, por lo tanto, provocar problemas como acidez y dolor de estómago.

 

Problemas de la función inmunológica :

Comer grandes cantidades de tomates puede interferir con la función inmunológica, lo que la hace menos eficaz para combatir las infecciones bacterianas y micóticas, y esto se debe a la ingesta excesiva de licopeno.

Problemas de próstata :

Los niveles altos de licopeno también pueden afectar negativamente a la glándula prostática, causando dolor de próstata, dificultades urinarias o incluso cáncer.

Diverticulitis :

Al consumir grandes cantidades de tomates, cantidades significativas de semillas pueden quedar atrapadas en el intestino grueso, causando inflamación o diverticulitis.

La cantidad adecuada para la ingesta de tomates, para conseguir que nuestro organismo se acumule en cantidad suficiente y equilibrada para hacernos bien, y no correr riesgos es comer hasta 1/3 taza de tomates al día, es obvio que esto es solo una cantidad genérica, ya que cada persona tiene diferentes niveles de tolerancia.

Esta información jamás reemplazara las indicaciones medicas, solo es una guia.